Las copas que no fueron

El Mundial de Clubes 2016 bajo mi formato propuesto.

Admitámoslo,  no soy el único que piensa que el mundial de clubes que se juega desde el 2005 es anodino, aburridísimo, a lo sumo una copa intercontinental con relleno, y ya en barias ocasiones una mal lograda por cuenta de la impericia de algunos equipos sudamericanos.

El mundial de clubes no consigue generar el entusiasmo que generaba la Copa Intercontinental y si lo consigue es cuando en la final se enfrentan precisamente el campeón de la Liga de Campeones con el de la Copa Libertadores; en suma cuando el mundial de clubes adquiere alguna relevancia es precisamente cuando no es mundial, cuando el estatus cuo se mantiene, su existencia es una apuesta al no ser, la esperanza de que un equipo que no sea Americano o Europeo no se entrometa en la final, un verdadero oxímoron.        

Si el futbol actualmente se tratara en verdad de competitividad y no de dinero esos embates globalizadores de la FIFA (los mismos que arrastraran a futuras generaciones a un esperpéntico mundial de más de cuarenta equipos) no tendrían razón de ser. ¿Pero qué pasaría de vivir en el mundo de las ideas? En el mundo ideal, al menos en el mío, la Copa Intercontinental seguiría existiendo y en tal sentido se hubiesen dado los siguientes partidos:

 

2005

 São Paulo

1

Liverpool

0

2006

 Internacional (Porto Alegre)

1

Barcelona

0

2007

 Milan

4

Boca Juniors

2

2008

 Manchester United

1

Liga Universitaria de Quito

0

2009

 Barcelona

2

Estudiantes de La Plata

1

2010

 F. C. Inter. de Milan

*

Internacional (Porto Alegre)

*

2011

 Barcelona

4

Santos F. C.

0

2012

 Corinthians

1

Chelsea

0

2013

 Bayern Munich

*

Atlético Mineiro

*

2014

 Real Madrid

2

San Lorenzo

0

2015

 Barcelona

3

River Plate

0

2016

 Real Madrid

*

Nacional de Medellín

*

 

Como se ve solo en tres ocasiones se han dejado de enfrentar el campeón de clubes de Europa con el Campeón de América, eso reconfirma o dicho, los demás equipos van de relleno, y hubiera sido mejor la emoción de un solo partido, sin tanta parafernalia y desgaste para los jugadores.

Ahora bien, dando rienda suelta a mí imaginación siempre he concebido una idea que no me suena para nada descabellada: un enfrentamiento entre el campeón de la Copa Europa (Antigua Copa UEFA) y el campeón de la Copa Sudamericana ¿Suena ilógico? A mi parecer no, y es increíble que no se haya hecho esfuerzo alguno por concretar un encuentro a un solo partido en cancha neutral, teniendo en cuenta que de seguro se necesita más logística para trasladar un equipo sudamericano a Japón a jugar la poco trascendental Copa Suruga. En todo caso, de haberse instaurado en su momento algo así como una Copa Euro-Sudamericana se hubieran dado los siguientes encuentros:  

 

2002

 Feyenoord Rotterdam

San Lorenzo

2003

 F. C. Porto

Cienciano de Cuzco

2004

 Valencia C. F.

Boca Juniors

2005

 CSKA Moscú

Boca Juniors

2006

 Sevilla F. C.

Pachuca

2007

 Sevilla F. C.

Arsenal de Sarandí

2008

 Zenit San Petersburgo

Internacional (Porto Alegre)

2009

 Shakhtar Donetsk

Liga de Quito

2010

 Atlético de Madrid

Independiente de Abellaneda

2011

 F. C. Porto

Universidad de Chile

2012

 Atlético de Madrid

São Paulo

2013

 Chelsea F. C.

Lanús

2014

 Sevilla F. C.

River Plate

2015

 Sevilla F. C.

Santa Fe

2016

 Sevilla F. C.

Chapecoense

 

Ahora bien, si admitimos que el Mundial de Clubes es una buena idea ¿por qué o hacerlo a lo grande? ¿Por qué inventar un sistema de juego tan carente de sentido como el que se tiene actualmente? ¿Por qué si se cuenta con el material necesario para hacer un buen torneo? La idea es sencilla: clasificar a dos equipos de América (los campeones de la Libertadores y la Sudamericana) y dos de Europa (los campeones de la Liga de Campeones y la UEFA), estos cuatro equipos harían de cabeza de serie en enfrentamientos con los respectivos campeones de cubes de Asia, África, la CONCACAF y Oceanía.

Sin poder echar el tiempo atrás solo nos queda elucubrar sobre lo que pudo ser, y bueno, lo que tampoco será, enb suma las copas que no fueron.

Nota aclaratoria:

Hubo algunas ediciones de la Copa Intercontinental que no se dieron o en todo caso no se jugaron como deberían haberlo sido:

 

1971

 Nacional de Montevideo

 vs

Ajax

1973

 Independiente

vs

Ajax

1974

 Bayern Munich

vs

Independiente

1975

 Independiente

vs

Bayern Munich

1977

 Boca Juniors

vs

Liverpool

1978

 Boca Juniors

vs

Liverpool

1979

 Olimpia

vs

Nottingham Forest

1993

 São Paulo

vs

Olympique de Marsella